El Mundo de Sandra.

Mi foto

Sandra Nèlida Pécora Argentina Mujer. Conocida tambièn como La Negra. Se cree que es un extraño personaje escapado de una novela de Garcìa Marquez. Poeta. Se la suele encontrar buscando fantasmas perdidos por Recoleta. O tratando de encontrar aquel verso perfecto en las hojas de los àrboles, en la mirada de algùn niño, en la sonrisa de algùn anciano o en el aroma de algùn pueblito perdido. Sensible, romàntica, apasionada, un poco tràgica y siempre enamorada.
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 29 de diciembre de 2009

Feliz 2010.

Quise, como todos los años, elaborar un mensaje de saludos y balance. Podrían surgir mil variantes de reflexión: termina la primera década del siglo, esperanzas para el nuevo año, etc. Pero surgío en mí el balance personal y pude ver uno de los hechos más fuertes que tuve este año. Mi hija María de las Mercedes cumplió 15 años. Para su fiesta escribí unas palabras que se las leí como mi regalo, mi mayor regalo. Ahora las comparto como uds porque creo que pueden servir como mis deseos para el próximo año...y para la vida entera...



Llegó tu día. Espero que supere todos tus sueños. La realidad es siempre más sorprendente, maravillosa y milagrosa que cualquier pequeño o gran sueño que tengamos.
Hace más o menos 22 años yo tuve un sueño. Tenía también 15 años. Me encontraba sentada estudiando, siempre con mi gravador, siempre con mis cassettes. Sí, cassettes, soy de esa época. En ese momento estaba escuchando uno nuevo, llamado "Gestos de Amor", era de Mercedes Sosa. Uno de los temas, era un verdadero gesto de amor, que me conmovió inmediatamente. Todavía no pensaba en hijos, ni tenía novio, ni nada de eso, pero inmediatamente pensé: "El día que tenga una hija, le regalaré en sus 15 años este tema porque contiene el único legado que un padre le puede dejar a su hijo".
Yo no puedo dejarte dinero, ni bienes. No puedo legarte tampoco una alta posición social, ni honores. No sólo porque no los tengo sino también, y fundamentalmente, porque no los persigo, ni creo que sean cosas importantes para la vida.
Puedo legarte solamente mis principios, mi base, aquello en lo que creo. Creo que no somos seres determinados, si bien nos determinan muchas cosas. No creo que haya una forma "normal" de ser, o correcta, o debida, o exitosa. Creo que Dios nos da un ser, un alma o un espíritu, o como más te guste llamarlo y lo que tenemos que hacer a lo largo de toda la vida es desplegarlo. Darle forma, caracterizarlo. Es una tarea constante y que nos lleva toda una vida. Hay avances y retrocesos. Ensayos. La vida es una gran sala de ensayos. Creo que nunca terminamos de aprender. Cuando aprendemos, es ya el final.
No quiero hacer algo para las lágrimas, lo cursi, me parece eso mismo, cursi. Solo quiero darte en vida mi testamento y como soy poeta y creo en el arte y creo que el arte puede salvar el mundo, no en grande, no con armas ni revoluciones, sino ese pequeño gran mundo que llevamos dentro. Y como creo que la revolución fundamental es revolucionarse...te dejo como regalo de 15 y para que te acompañe toda la vida, estos versos...
PALABRAS PARA JULIA
Tu no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable, inteminable.
Te sentirás acorralada,
te sentirás perdida y sola,
tal vez querrás no haber nacido, no hber nacido...
Entonces siempre acuerdate,
de lo que un día yo escribí
pensando en tí, pensando en tí,
como ahora pienso...
La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor,
tendrás amigos.
Un hombre solo o una mujer
así tomados de uno en uno
son como polvo, no son nada, no son nada...
Entonces siempres acuerdate,
de lo que un día yo escribí
pensando en tí, pensando en tí
como ahora pienso...
Otros esperan que resistas,
que les ayude tu alegría
que les ayude tu canción
entre sus canciones
Nunca te entregues ni te partes
Junto al camino nunca digas
no puedo más y aquí me quedo y aquí me quedo...
Entonces siempre acuerdate
de lo que un día yo escribí
pensando en tí, pensando en tí
como ahora pienso.
La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor
tendrás amigos
un hombre solo o una mujer
así tomados de uno en uno,
son como polvo, no son nada, no son nada...
Entonces siempre acuerdate,
de lo que un día yo escribí, pensando en tí
pensando en tí
como ahora pienso en tí.........
FELIZ 2010!!!!!!!
La Negra

lunes, 16 de noviembre de 2009

Yo y Tú.


En el comienzo es la relación.
Martin Buber.
Sólo hay presente en el encuentro,
sin un Tú que responda todo es pasado.
Somos simples objetos, extraños. Exiliados.
Fósiles perennes tratando inútilmente de escaparle a la nada.
Contemplo.
Te contemplo.
Se desata la acción cósmica del Amor,
mi ser se hace real y único.
Yo-Tú. Palabra primordial.
No soy solo una cosa,
soy luz que se despliega.
Se abren los ojos del alma,
penetro en tu ser y te entrego el mío.
Te conozco. Te dejo nombrarme.
Te nombro,
pero sin pronunciar ni una palabra.
No intento tocarte,
este total despojo me conserva en la Vida.
Vivo la eternidad.
Soy presente.
Pero no se puede vivir sólo presente.
Vuelvo a mí.
Necesito tocarte. Necesito olerte. Necesito sentirte.
Soy terreno otra vez.
Soy pasado.
Sandra Nélida Pécora
Argentina
Con este poema participo en el segundo Concurso de Poesía de Heptagrama

martes, 27 de octubre de 2009

Sobre pájaros perdidos...

Somos pájaros perdidos en antiguas tardes de sol y juegos. En relojes detenidos entre besos y sábanas de amor o de olvido. Somos viento en el que vuelan libres, entre rayos y hojas. Somos días tormentosos que los hacen girar enloquecidos en medio de eterno un eterno ritual. Somos huracanes sin vórtice. Somos noche, días, tardes, mañanas, luces y sombras. Somos aquel llamado que no llega y aquellos que llegaban a cada rato. Somos querer ser lo que fuimos y somos también el no poder volverlo a ser. Amo ser un pájaro pérdido en sueños...gracias a Dios que todavía tengo memoria para poder recordar...

LOS PÁJAROS PERDIDOS

Astor Piazzola, Horacio Ferrer.

Amo a los pájaros perdidos
que vuelan desde el más allá
a confundirse con un cielo
que nunca más podre recuperar.

Vuelven de nuevo los recuerdos
las horas jóvenes que di
y desde el mar llega un fantasma
hecho de cosas que ame y perdí.

Todo fue un sueño
un sueño que perdimos
como perdimos
los pájaros y el mar.

Un sueño breve y antiguo
como el tiempo
que los espejos
no pueden reflejar.

Después busqué
perderte en tantas otras
y aquella otra
y todas eras vos.

Al fin logré reconocer
cuando un adiós es un adiós
la soledad me devoró y fuimos dos.

Vuelven los pájaros nocturnos
que vuelan ciegos sobre el mar;
la noche entera es un espejo
que me devuelve tu soledad.

Soy sólo un pajaro perdido
que vuelve desde el más allá
a confundirse con un cielo
que nunca más podre recuperar.

lunes, 19 de octubre de 2009

Más Girondo...LA ESPERA.

Todos, siempre, esperamos algo. La esperanza, entonces, se transforma en un motor que nos permite seguir adelante a pesar de todas aquellas cosas que nos dicen que no, a tanto sueño forjado en nuestra alma. Hay quienes creen que debemos vivir sin esperanzas para que la vida así nos sorprenda. Tal vez funcione...en los casos en que la vida nos regala ráfagas de alegría. Pero creo que es vital y urgente, mantener la esperanza en aquellos casos en que la vida es una mujer indiferente. Creo que la esperanza, es una de las formas de la resistencia. Creo que la esperanza es una de las formas de la rebelión. Creo que la esperanza es una de las formas de creen en que la justicia, está allí...adelante...esperando.
Los invito a leer a Don Oliverio Girondo. Espero que lo disfruten tanto como yo... se lo dedico especialmente a aquellos que tienen en mí puesta alguna esperanza...y sobre todo les pido que me recuerden que debo esperar cuando las esperanzas se me pierdan...

Esperaba,
esperaba
y todavía
y siempre
esperando,
esperando
con todas las arterias,
con el sacro,
el cansancio,
la esperanza,
la médula;
distendido,
exaltado,
apurando la espera,
por vocación,
por vicio,
sin desmayo,
ni tregua.


¿Para qué extenuearse en alumbrar recuerdos
que son pura ceniza?
Por muy lejos que mire:
la espera ya es conmigo,
y yo estoy con la espera...
escuchando sus ecos,
asomado al paisaje de sus falsas ventanas,
descendiendo sus huecas escaleras de herrumbre,
ante sus chimeneas,
sus muros desolados,
sus rítmicas goteras,
esperando,
esperando,
entregado a esa espera
interminable,
absurda,
voraz,
desesperada.


sólo yo...
¡Sí!
Yo sólo
se hasta dónde he esperado,
qué ráfagas de espera arrasaron mis nervios;
con qué ardor,
y que fiebre
esperé
esperaba,
cada vez con más ansias
de esperar y de espera.


¡Ah! el hartazgo y el hambre de seguir esperando,
de no apartar un gesto de esa espera insaciable,
de vivirla en mis venas,
y respirar en ella
la realidad,
el sueño,
el olvido,
el recuerdo;
sin importarme nada,
no saber qué esperaba:
¡siempre haberlo ignorado!;
cada vez más resuelto a prolongar la espera
y a esperar,
y esperar,
y seguir esperando
con tal de no acercarme
a la aridez inerte,
a la desesperanza,
de no esperar ya nada:
de no poder, siquiera,
continuar esperando.




Oliverio Girondo

domingo, 4 de octubre de 2009

Adiós querida Negra...


Enmudeció por un momento la voz de la Pachamama. Fue hondo sonido que sale desde la Tierra y se encarnó en un cuerpo con el color y los surcos de las montañas. Adiós querida Negra...tu canto seguirá sonando en mi Patria, es decir, en mi alma...
Canción de las simples cosas

Uno se despide insensiblemente de pequeñas cosas,
lo mismo que un árbol que en tiempo de otoño se queda sin hojas.
Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas,
esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.
Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida,
y entonces comprende como están de ausentes las cosas queridas.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo.
Demórate aquí, en la luz mayor de este mediodía,
donde encontrarás con el pan al sol la mesa tendida.
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso,
que el amor es simple, y a las cosas simples las devora el tiempo

sábado, 3 de octubre de 2009

Una ráfaga de poesía con aroma a Borges desde La Paz.

Siempre que recibo versos desde La Paz y de la pluma de Ignacio, una aroma a Borges invade mi alma...gracias, como siempre...


CERTIDUMBRES

Unas pocas cosas permanecen a pesar de la bruma:
la luna, espejo de tu alma en la noche.
La línea trazada por montañas,
el rumbo de un camino imborrable en el tiempo,
que de algún modo mi pensamiento recorre,
vanamente queriendo unir lo que de ti me queda
con este reloj que corre y corre en procura de la noche.
Quiero creer que fuiste feliz…
Que encontraste en tu propia infancia,
la infancia de las flores.
Quiero creer que aún cantas
con esa sutil alegría de vivir.
Quiero creer, que tú melodía,
tiene un poco
del eco de mi nombre.

Pronto llega un otro día;
mirando la distancia,
el trazo infinito del horizonte,
el vuelo imposible de unas aves
también imposibles,
los giros incontables del reloj.
Guardo una inalterable certeza
de que fuiste, eres, y serás,
más allá del tiempo, más allá de la distancia,
más allá de la vida.
Sonrío, con el brumoso recuerdo de tu sonrisa. Ignacio Caballero

martes, 22 de septiembre de 2009

Sentados frente al mar...


Vení...
sentate a mi lado,
contemplemos el mar.
Guardemos silencio.
Dejemos hablar al viento,
que acaricie libre el agua,
se transforme en brisa
y sale nuestros rostros y nuestras almas.
Guardemos silencio,
dejemos cantar a nuestros corazones,
sus eternos trinos irracionales.
Que entre ambos reine el inconciente
y se eleve desde lo profundo
la eterna luz del Ser.
Que se cieguen nuestros ojos,
que se acaben las palabras,
que cesen las razones.
Simplemente.
Dejemos hablar al viento.
La Negra

lunes, 17 de agosto de 2009

Dame


Dame una señal
Que me devuelva tus ojos
O mejor, tu mirada
Y me saque de este eterno sopor
De rutina indiferente
Pero en el fondo
Se que no volverás
Por eso mi dolor se multiplica
Y te suplica
Gritando en silencio
Ante sordos espectadores
Que te ignoran
Que me ignoran
Dame una certeza
Tan sólo una
Que me sostenga
En esta cornisa resbalosa
En la que habito
Sin vos
Sin mí
Sin el mundo que amo
Dame aunque sea una brisa
Que me recuerde tu aliento
Y la tibieza de tu cuerpo
Entre mis brazos
Dame, a mí mismo
A ese que perdí
Hace tanto tiempo
Dame luz
Estoy ciego
Tanto que no encuentro la senda
En la que te perdí
En la que me perdí
En la que dejé de soñar.




La Negra

martes, 11 de agosto de 2009

Visita con sabor cubano.

Visitó nuestro país a fines del mes de julio la escritora cuba, residente en México, pero por sobre todo mi amiga Yamilet García Zamora. Estuvo en compañía de su esposo David Morera.
Compartimos juntas una velada muy linda en el Paseo La Plaza. Vimos un espectáculo del grupo Caviar y como colorario he recibido la alegría del regalo de su primera novela, "Del otro lado, mi vida.", ficción policial, editada por la Universidad Veracruzana. Vemos en la primera foto la portada de la misma.
La novela es un muy interesante relato policial que mezcla la historia de Cuba del siglo XVII, el aire de la Cuba actual y la dialéctica materialista unida con los santos ancestrales. Pero por sobre todo creo que trata claramente de expresar una visión de una cubana sobre Cuba..."mi generación fue la de los sueños. La de mis padre, la generación engañada. Pero estos, los de ahora, son la generación del olvido y de la desidia.". Todo el relato esta bañado en amor, sexo y pasión de "...una utopía llamada Cuba".


Fue un placer recibir la visita de Yamilet tanto como el de leer su novela que, todo aquel que pueda conseguirla, y ama los policiales con toques pasionales, recomiendo fervorosamete.
La Negra

lunes, 27 de julio de 2009

La ofrenda.

El alma humana es extraña, inescrutable, impredecible. No creo que se pueda anticipar como actuará alguien. No somos inevitables perros de Pavlov. Somos un engranaje complejo de sensaciones, sentimientos, deseos. Somos la refutación perfecta contra el racionalismo, el determinismo o cualquier doctrina o superstición predictiva.

Tal vez por eso jamás comprendí a Marcelo. No era necesario espiarla a Julia como lo hacía, eran amigos. Si le gustaba se lo podría haber dicho. Hasta creo que a ella no sólo no le hubiera molestado sino que hasta le hubiera gustado.

Creo que era una especie de compulsión la de Marcelo. En realidad no me quiero meter en psicología de café, no entiendo nada de esto. Prefiero callar todo tipo de conjetura inútil.

Cada tarde a las cinco y media tomaba un banquito que había comprado especialmente, se dirigía al baño y lo colocaba en la bañera para alcanzar la ventana que funcionaba de ventilación. Daba justo al contrafrente, que a su vez enfrentaba la fachada del edificio de Julia. Desde allí podía mirar directamente la ventana de la pieza de ella. Sabía perfectamente que a esa hora estaba porque Julia llegaba de su trabajo y se preparaba para ir a tomar sus clases de yoga.

La espiaba. La espiaba deseándola. La espiaba deseándola y ella ausente de todo. La espiaba y ella ausente de todo y tranquila se desvestía como disfrutándose. Sentía placer por mirarse, tocarse, conocerse y reconocerse frente a un gran espejo que tenía junto a su cama. Era para ella desde su adolescencia un ritual poblado de música y aromado con sahumerios. Era feliz. Se sentía bien con sigo misma, completa, satisfecha.

Él en cambio no. Su única satisfacción era mirarla. Sin esa imagen la inquietud lo acosaba. Mirarla era el éxtasis, la locura, el deseo. Pero la ausencia de esa imagen deseada era la constante interrogación, la conjetura, los supuestos. El día que no la encontraba era agitador, buscaba excusas para llamar a amigos para averiguar por ella. Era muy cuidadoso, jamás nadie sospechó nada. Otras veces la llamaba a ella o al trabajo o bajaba al jardín para ver el edificio de ella y asegurarse que no estuviera por allí. Si la veía charlando, se ponía furioso e impaciente. Hombre o mujer le daba igual, consideraba que era una descortesía por parte de ella. La estoy esperando y sigue chusmeando. ¿Qué tendrá de importante que decir? Se que alguna que otra vez se cruzó caminando distraídamente, la saludó y se detuvo a charlar. Intentaba boicotear la conversación que llevaba con la otra persona, de manera tal que no le quedara otra cosa que irse a su casa.

Tal vez haya empezado como un juego. Sí, creo que es lo más probable. Pero poco a poco dejó de serlo. Jugaba, me parece, a descubrir secretos. En un principio para tener alguna complicidad con Julia. Luego para tenerla. El saber es poder y él tenía el poder de los secretos de la intimidad. De sus solitarios juegos. Del deleite frente al espejo. De las manos dibujándose tarde a tarde. De la satisfacción. De la felicidad. Anotaba todo, llevaba puntualmente el detalle de todo, nada, ni lo más mínimo que hacía Julia dejaba de estar anotado. Planeaba viajes, trabajos, diversiones, peleas. Tenía en cuenta a cual escuela llevarían a su hija, porque tendrían una sola y mujer, llamada Julia también. Me gusta que se llame igual que vos, pero nada de tener parejita, con la niña sola nos basta, para qué más. Además, aquí, el único hombre soy yo. ¿Me entendiste? Quiero que tenga una educación muy estricta, debemos anotarla en ingles y también en algún deporte. ¡No! Mejor la danza, deporte y arte unidos. Tiene tu mismo cuerpo y mi inteligencia, es una pena que no lo trabaje. No como hicieron los idiotas de tus padres que no pusieron ningún interés en vos. Sos una mediocre por eso…podrías haber llegado a más…pero los muy bestias no tienen cultura. Nuestra hija será distinta y vos no harás nada para arruinarla. Sos solo la tierra, yo la semilla y el tutor… callate putita y seguí en lo tuyo, yo me encargo de la nena.

Otra tarde y otra tarde, ahí estaba, como siempre, cada vez más impaciente. - ¡Cómo se toca! Se saca la ropa como jugando. La muy puta sabe que la miro… ¿lo hará para otro? Sí, es una perra, lo hace para otro y me lo hace a propósito, porque sabe que la miro. ¿Cómo lo supo? Sí… ¡por favor! ¡tocate! ¡Así! No…no…más suave…dibujate…sentite….Perdido en la obsesión comenzaba a frotar su pene mecánicamente. Se masturbaba con compulsión. Necesitaba de la excitación de la imagen de Julia como de una droga.

Ella ignorante de todo…

Una extraña danza se gestaba en el aire entre uno y el otro. Bailaban el disfrute, el goce, el odio, el deseo, el amor. Pero lo extraño era que las parejas no se formaban, disputaban una feroz lucha en la mente de Marcelo y se convertían en certezas y verdades, sólo por él comprendidas. Cada tarde la amaba y cada tarde la odiaba. Lo que era antes una distracción se convirtió en una verdadera cárcel. No dormía por las noches, la soñaba. Volvía a verla, volvía a insultarla, volvía a tocarse, volvía a amarla. Le dolía el cuerpo. Sí. Ya Julia le dolía, la necesitaba vital y urgentemente.

Cuando se perdía en sus fantasías, repasaba en su mente cómo iba a tratarla. Unas veces suavemente se pensaba rozándola, adorándola como a una diosa. En otras ¡la muy puta, tiene que saber quien manda! por eso la tomaba de los cabellos, los tiraba hacia atrás, le mordía los labios, el cuello, las tetas. Le pegaba, le pegaba. Le seguía pegando hasta que pedía por favor que la perdonara, que nunca más lo traicionaría. Después lloraba. Lloraba amargamente. Lloraba amargamente, como un niño desconsolado. Le pedía perdón. Le juraba que nunca más lo haría. Le secaba la sangre del rostro. Entonces ella lo besaba. Le besaba los ojos. Le besaba los labios. Le besaba el cuello. Le besaba las orejas. Le besaba los pies. Le besaba el pene hasta hacerlo estallar como un volcán ardiente. Luego se dormían abrazados. Era cuando despertaba o dejaba de fantasear o…

O no se qué le pasaba, ni él tampoco. Ya no distinguía la realidad de sus sueños. Ya no había vísperas para por fin mirarla. La mirada se transformó en eterna. Cubría cada segundo de su vida.

La necesitaba. Amargamente la necesitaba. Esto era algo que ¡no lo podía permitir! ¿Si fuera de otro? Es de otro. Seguro que la ramera es de otro. Pero ¡no puede serlo! Sólo yo la amo como ella se lo merece. ¿Y nuestra hija? ¿Le importa? ¿Cómo se irá con otro? A ¡no! La nena es mía. No puede hacernos esto! ¡No puedo permitirlo! No se lo podés permitir Marcelo, ¿me entendés? Tenés que hacer algo. Imaginate que no es posible que desprecie todo lo que tenés planeado para ellas. Tanto esfuerzo, tanto sacrificio. ¡Algo tenés que hacer! ¿Pero qué hago, decime qué hago? Tenés que liberarte de Julia.

Las voces se multiplicaban en su interior. Era habitado por miles de demonios. Cada uno le sugería distintos caminos. Todos tortuosos. Todos infernales.

Esa tarde no tomó el banquito ni fue al baño. Pasó por la cocina, tomo un cuchillo y una bolsa que tenía preparada. Salió de su departamento, cruzó el parque, caminó hacia el edificio de Julia. Estaba el portero baldeando y como lo conocía pudo entrar sin problemas. No quiso utilizar el ascensor. Subió lentamente los cinco pisos que lo separaban del ella. Deslizó su mano hasta su espalda y extrajo un cuchillo que tomó en su casa antes de salir.

Toco el timbre. Se abrió la puerta.

Lo que sigue fue una carta, el cuaderno donde anotó todos los actos vividos, un ramo de flores, unas alianzas, sangre derramada sobre el umbral y los gritos aterradores de Julia al ver el cuerpo de Marcelo tirado con el cuchillo en el cuello. Como una ofrenda. Sin vida. Libre ya de Julia.
La Negra




miércoles, 15 de julio de 2009

Cosas extraña....

Hay cosas extrañas, es verdad. Lo que nunca me resulta extraño es el cariño de Ignacio, un muy querido amigo. Una nueva muestra la comparto con uds. un bellísimo poema a mí dedicado.


Nunca hemos bailado. Es más, nunca nos hemos mirado a los ojos. Sin embargo, no dudo de que existe entre nosotros una gran amistad y tus constante signos de lealtad lo demuestra.



A pesar de las dificultades de comunicación, hija del pesar de los pesares, siento que nuestro diálogo no se ha terminado y que los códigos que caracterizan nuestra comunicación siguen vigentes.



Cercanos al día del amigo, agradezco a la vida que me haya brindado un amigo como voz.



Nuevamente gracias y comparto con el resto de mis amigos este bellísimo poema.








COSAS EXTRAÑAS.



Para Sandra Pecora



Si pudiéramos bailar al son de una triste
canción, recordaré que en algún momento
será la muerte quién como tú, reclinará su cabeza
sobre mi hombro.
Cómo me antojo de ti y de la noche, pero qué
larga será esa otra noche que con pena
te menciono, mientras hoy suena la extraña
música de la vida.
Las palabras, como las flores se marchitan, pero
hoy como una flor brilla en color tu nombre.
Mas la noche extraña a la luna, que no nos vio
amar en la plenitud de la noche y del canto.
Llené mis manos de pétalos y de arena
destinados al eterno abismo y en el aro de tú
cintura palpita y baila la vida y yo te sigo
muriendo de amor, muriendo de deseo
…muriendo.
Yo quisiera que la magia de tu música durara
siempre, pero sé que luego de su alegría
vendará la infinita soledad de tu anunciada
ausencia.
Y serás rio, y serás mar y serás olas
y al final… la elipse fatal del tiempo.
Pero ahora eres música, y baila la vida,
y me llamas al son de esta extraña alegría.


Ignacio

sábado, 11 de julio de 2009

Muestra del artísta plástico Alejandro Fornieles.

En el pabellón de Derecho de la Universidad Nacional de La Matanza (La Matanza, Prov. De Buenos Aires, Argentina), se realiza desde el 1 de julio y hasta el 5 de agosto, la muestra del artista plástico argentino Alejandro Fornieles, denominada “Fronteras Terrenas”.

Consultado sobre los alcances de su obra Fornieles nos cuenta que “esta realización tiene como objetivo llevar a cabo por medio de la utilización de distintas técnicas de experimentación una conexión entre la pintura gestual y la espontánea. Haciendo uso de mis conocimientos formales con respecto al manejo del color y su implementación racional académica.”




La contemplación de sus once pinturas (un díptico y tres trípticos) nos transporta por una atmósfera de movimiento, en donde la línea nos va enmarcando los distintos escenarios que el autor quiso representar- “El espacio elegido siempre es atmosférico, lo cual da un aspecto figurativo a la obra, dentro de la abstracción.”

Si bien Fornieles busca la espontaneidad de las formas, el color está cuidadosamente tratado dentro del equilibrio armónico específicamente buscado.

Nos cuenta que siempre intenta que “predomine la investigación de aspectos de la composición como el espacio, el ritmo y el equilibrio, explorando la armonía así como el caos, en los momentos que la experimentación lo requiera”.

Precisamente este caos es el que trata de desestructurar al espectador, llevándolo desde coloridos prados en el tríptico “Campos de esperanzas”, hasta violentos gestos como los que encontramos en el díptico “Guerra de fronteras”.




Alejandro Fornieles es egresado del I.U.N.A. (Instituto Universitario Nacional de Arte) y como tal teoriza a través de su obra: “busco el contraste tonal por medio de fondos desaturados para lograr que las manchas de color puro resalten en protagonismo con respecto a la atmósfera de grises de color formados accidentalmente en la tela”.

Fornieles es un representante del arte plástico contemporáneo con raíces eminentemente argentinas.


La Negra


sábado, 27 de junio de 2009

Muestra de arte pictorico.

ALEJANDRO GABRIEL FORNIELES

ARTISTA PLASTICO

MUESTRA PICTORICA

´´FRONTERAS TERRENAS´´





Jornada Inaugural
1° de julio de 2009




Universidad Nacional de La Matanza
Secretaría de Extensión Universitaria
Dto Socioculturales
Director Lic. Roberto Acuña
Curadora Viviana Oriola
Florencio Varela 1.903 San Justo
horario de lunes a sábado de 8 a 22 hs

jueves, 18 de junio de 2009

Designios y presagios


Designios y Presagios

Para Sandra en vísperas del solsticio del invierno del 2009
En el fondo del país del frio, en lo desolado del invierno,
se refugia en silencio un sol que guarda el secreto de los colores.
En las alboradas más oscuras que claras,
en las que la muerte parece más cercana,
reclamo para mí el calor del sol que tú guardas.
Amo la ilusión de haberte conocido.
Amo el presagio de tu, llegada,
y sé que el tiempo que siempre es relativo, pasa,
y que al fin llega la primavera que tiene un poco de tú nombre.
Eso, para mí basta.
Quisiera en este país del frio,
tocar el tibio pétalo de tu piel
y sentir en ti el perfume de todas las primaveras.
Cerraré los ojos, y una vez más te habré creado.
Ignacio Caballero

martes, 9 de junio de 2009

Perdiendo colores.


He llegado al momento de las preguntas a las respuestas que ya se formularon.
Necesito hallarme. Encontré la coraza, bastante abollada, de lo que fue una ilusión puesta en el futuro. Ahora pretendo rescatarme del vendaval consciente que arrecia.
Busco los refugios y planeo estrategias acordes para avanzar a favor de una corriente de vida, y no caer hacia la vida corriente. Vuelan por los aires imágenes y proyectos útiles que no fueron, consignas y planteos del ayer que no hacen sino marcar los hitos de una evocación, para mal del presente o bien del porvenir, si es que la balsa de mis cuestiones no zozobra.
De todas mis animografías sólo todas imprimen en tristoide, virando al sepia antes del flash y por supuesto de enfoque forzado. Por naturaleza quiero contrariar estos destinos de fuga de colores.
Las micro mutaciones diarias, sobre todo las irreversibles, consumen la carga vital y me empujan a sentir que se malgasta cada latido antes de sonreír.
Ayer, una maravilla del error, una apología de la equivocación es el móvil hoy de la búsqueda de la entrada correcta a la salida.
El corto lapso del tiempo infinito que estoy usando debería transformarse para evitar la nada de siempre. Pero solo no entiendo. Se siente soledad en este mundo de amigos celulares, hijos lejanos, muertos latentes, amor de memoria…
Yo amé el fuego como centro de almas y transmutó en frío envolvente agrietando las pieles sensibles cercanas a los ojos. Sin resolver estos laberintos todo se transforma en duda, desconfianza y angustia.
A la espera de algún momento interesante descubrí el placer del fin de jornada, alrededor de la noche y su corolario la entrada en la cama en posición de descanso. Se repite en el tiempo, lo que se asemeja ya a una conducta. El cuerpo se distiende y “yo” se, al menos, que estoy ahí. Lo demás es puro material en acecho…

domingo, 7 de junio de 2009

Un pacto para vivir.

Últimamente he asistido al triste espectáculo de la traición. En varios colores y en varias versiones. Las lealtades no son monedas corriente y las delaciones, entregas y mentiras están, como siempre, a la orden del día. Pero son mucho más dolorosas cuando las provocan personas que creimos íntimas. Se que no es ninguna originalidad lo que digo. La literatura, los mitos y la historia están llenos de ejemplos. Es un tema bíblico. Es un tema existencial. Pero quisiera guardar cierta inocencia y creer que son posibles otros horizontes y son posibles otro tipo de relaciones más maduras. Terminar una historia de amor, tendría que ser solo eso. Terminar con ella. Sufrir el fracaso. atravesar el duelo. Y en honor a lo que un día existió, cuidar la amistad de base que debió sostenerla. Compruebo día a día que el odio y la revancha pueden más y sobre todo, compruebo cómo la ceguera hace que paguen como siempre justos por pecadores. No vivamos con culpa. No creemos culpa en otros. Sanemos las relaciones y el alma. Seamos capaces de poder mirar de frente y a los ojos. No carguemos nuestros placares de muertos y menos aún nos hagamos los desentendidos. No nos convirtamos en muertos o en agrios personajes que destilan odio. Despleguemos nuestro ser.
A vos, mi amor te digo, no sos culpable, sos responsable. Todos nos tenemos que hacer responsables de la parte que nos toca. Nadie es perfecto. Nadie es palabra santa ni transpira agua bendita. Somos nada más que humanos...Estuve, estoy y estaré....más allá de nuestro amor mi amistad y lealtad son eternas. Dame la mano...te regalo una estrella, la que quieras...allí nos espera algo más...




UN PACTO PARA VIVIR: BERSUIT.




Un pacto para vivir,
odiandonos sol a sol,
revolviendo mas
en los restos de un amor
con un camino recto,
a la desesperación.
Desenlacé en un cuento de terror,

Seis años así
escapando a un mismo lugar
con mi fantasía,
buscando otro cuerpo,
otra voz
fui consumiendo infiernos,
para salir de vos,
Intoxicado, loco y sin humor...


Si hoy te tuviera aquí,
cuando hago esta canción,
me sentiría raro,
no tengo sueño,
mi panza vibra,
tuve un golpe energético,
milagro y resurrección
y eso que estaba tieso,
bajo control

El poder siempre mata,
si para tenerte aqui
habría que maltratarte
no puedo hacerlo
sos mi Dios
te veo me sonrojo y tiemblo
que idiota te hace el amor,
y hoy quiero darle rienda,
a esta superstición

un pacto para vivir...



lunes, 18 de mayo de 2009

La muerte de un poeta.


La muerte es siempre reveladora. Siempre nos recuerda el límite, el punto final de todas las historias. En tanto la nuestra es una incognita, la de los otros se levanta y nos cubre de sombra y de la desprotección e inseguridad de no poder y de no saber. Cuando muere un poeta se nos va a los que amamos la poesía un compañero de ruta en esta opacidad que es la vida. Mario Benedetti fue para mi el despertar adolescente a la poesía amorosa, así me acerqué a él, para luego leer sus cuentos y también haber disfrutado películas que tuvieron su pluma como sostén. Recuerdo en este momento a "Gracias por el fuego" y "La tregua". Creo que la mejor forma de recordarlo es seguir leyendo sus poemas y para despedirlo lo haré con uno de ellos...
CURRÍCULUM

El cuento es muy sencillo
usted nace
contempla atribulado
el rojo azul del cielo
el pájaro que emigra
el torpe escarabajo
que su zapato aplastará
valiente

usted sufre
reclama por comida
y por costumbre
por obligación
llora limpio de culpas
extenuado
hasta que el sueño lo descalifica

usted ama
se transfigura y ama
por una eternidad tan provisoria
que hasta el orgullo se le vuelve tierno
y el corazón profético
se convierte en escombros

usted aprende
y usa lo aprendido
para volverse lentamente sabio
para saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre
un lío

entonces
usted muere.
Mario Benedetti


jueves, 7 de mayo de 2009

La vida no es una novela (pensamientos de un novelista).

Milan Kundera, autor de, entre otras novelas, "La insoportable levedad del ser", escribió las líneas que transcribo a continuación. Coincido con sus conceptos, sobre todo con el tono existencialista que nos revela la imposibilidad del retorno, la toma de conciencia, de esta forma, de la propia limitación para, por fin, ser posibilidad. Creo en el hombre como posibilidad y despliegue. Como ser anhelante. Como futuro. Un continuo por-ser. Pro-yecto, es decir, ser eyectado al mundo y al ser de las cosas. Los invito a reflexionar y me encantaría saber de sus opiniones acerca de lo que es ser hombre, lo que es ser-en-el-mundo.




(...) la mayoría de la gente se engaña mediante una doble creencia errónea: cree en el eterno recuerdo (de la gente, de las cosas, de los actos, de las naciones) y en la posibilidad de reparación (de los actos, de los errores, de los pecados, de las injusticias). Ambas creencias son falsas. La realidad es precisamente al contrario: todo será olvidado y nada será reparado. El papel de la reparación (de la venganza y del perdón) lo lleva a cabo el olvido. Nadie reparará las injusticias que se cometieron, pero todas las injusticias serán olvidadas.
¿Es que las historias, además de ocurrir, de acontecer, también dicen algo? A pesar de mi escepticismo me ha quedado algo de superstición, por ejemplo esa extraña convicción de que todas las historias que en la vida me ocurren, tienen además algún sentido, significan algo; que la vida, con su propia historia, dice algo sobre sí misma, , que nos desvela gradualmente alguno de sus secretos, que está ante nosotros como un acertijo que es necesario resolver, que las historias que en nuestras vidas vivimos son la mitología de esa vida y que en esa mitología está la clave de la verdad y del secreto (...) no soy capaz de librarme de esa necesidad de descifrar permanentemente mi propia vida.
El quid de la cuestión estaba en la imposibilidad del retorno. Todas las situaciones básicas de la vida son sin retorno. Para que el hombre sea hombre, tiene que atravezar la imposibilidad del retorno con plena conciencia. Beberla hasta el fondo. No puede hacer trampas. No puede poner cara de que no la ve. El hombre moderno hace trampas. Trata de pasar por todos los puntos claves y atravesar gratis desde la vida a la muerte. El hombre del campo es más honrado. Llega hasta el fondo de cada una de las situaciones básicas."
Milan Kundera
La broma.

domingo, 3 de mayo de 2009

Robando versos que fueron besos.


Tardes de abismo intracraneal.
Gestos de insuficiencia.
Sentimientos de fracasos continuos,
excepto el despertar.
La vigilia me ubica
en el deslugar de la soledad
por el cansancio mismo
de ser sin saber,
de tener la nada
que no es poco.
Desde aquí parto
a cada intención
y arribo al punto inmediato anterior
cada vez,
como si lo aprendido muriese
para no crecer.
Todavía exceptúo el despertar.
Dudo si podré
con estas palabras,
con estos versos
que antes fueron besos
robados de tardes más robadas aún.
Cuando intenté ser otra
desafiando a los dioses
en los que no creo.

viernes, 1 de mayo de 2009

Mujeres.

Dentro los sitios recomendados en mi mundo, figura el Perro Andalúz. Pertenece al pintor argentino Alejandro Fornieles, cuya obra busca ser el puente entre el sonido de la música del alma y las líneas abstractas del espiritual mundo propuesto por Kandinsky. Los invito calurosamente a visitar el blog. Fornieles también transita el mundo figurativo, aquí les presento una pintura llamada Mujeres, para cual he escrito los versos que siguen a continuación, hijos de la admiración tanto a la obra como al cuerpo y la imagen femenina, que, como habrán notado mis seguidores, siempre está presente en mis publicaciones.

De pie.
Satisfecha y segura
Con curvas, círculos,
Líneas y suavidades
Deseante y deseosas
De deseos que se pierdan,
Se hundan, enloquezcan
Humedezcan, muerdan, babeen,
Succionen, sequen
Y vuelvan a babear.
Abrazadas.
Dolor y consuelo,
Sexo y erotismo.
Amor, cabellos y viento.
Más líneas y más extensiones
Mayores destinos de lenguas y manos.
Desafiante, altiva, provocadora
Dueña y generadora
Poseedora del misterio.
La contradicción y antítesis.
Diosas salvadoras y redentoras
Defensoras y protectoras
O Musas vengadoras,
Vengativas, virulentas y rencorosas.
Pero siempre bellas.
Portadoras del secreto
Del desenfreno y la calma.
De la oscuridad de profundidades saladas,
Tibias y untuosas.
Que esconden la luz del placer
Del vuelo, de la dicha,
Del paraíso de la mano de una Eva
Que no introdujo el pecado
Sino el enigma de la Vida.

La Negra.

martes, 28 de abril de 2009

Borges...siempre Borges.

1964
I
Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
Ni los lentos jardines. Ya no hay ua
Luna que no sea espejo del pasado.
Cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
Que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
La fiel memoria de los desiertos días.
Nadie pierde (repites vanamente)
Sino lo que no tiene y no ha tenido
Nunca, pero no basta ser valiente
Para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
Y te puede matar una guitarra.
II
Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas cosas en el mundo;
Un instante cualquiera es más profundo
Y diverso que el mar. La vida es corta
Y aunque las horas son tan largas, una
Oscura maravilla nos acecha,
La muerte, ese otro mar, esa tra flecha
Que nos libra del sol y de la luna
Y del amor. La dicha que me diste
Y me quitaste debe ser borrada:
Lo que era todo tiene que ser nada.
Sólo me queda el goce de estar triste.
Esa vana costumbre que me inclina
Al sur, a cierta puerta, a cierta esquina.
Jorge Luis Borges
El otro, el mismo.

jueves, 16 de abril de 2009

Cansancio.

Si!!!!!! Don Oliverio...yo también me canso de algunas cosas....




CANSANCIO
Y de los replanteos
y recontradicciones
y reconsentimientos sin o con sentimiento cansado
y de los repropósitos
y de los reademanes y rediálogos idénticamente bostezables
y del revés y del derecho
y de las vueltas y revueltas y las marañas y recámaras y
remembranzas y remembranzas de pegajosísimos labios
y de lo insípido y de lo sípido de lo remucho y lo repoco y lo remenos
recansado de los recodos y repliegues y recovecos y refrotes
de lo remanoseado y relamido hasta en sus más recónditos reductos
repletamente cansado de tanto retanteo y remasaje
y treta terca en tetas
y recomienzo erecto
y reconcubitedio
y reconcubicórneo sin remedio
y tara vana en ansia de alta resonancia
y rato apenas nato ya árido tardo graso dromedario
y poro loco
y parco espasmo enano
y monstruo torvo sorbo del malogro y de lo pornodrástico
cansado hasta de estrabismo mismo de los huesos
y de tanto error errante
y queja quena
y detatino tísico
y ufano urbano bípedo hidefalo
escobro caminante
por vicio y sino y tipo y líbido y oficio
recansadísimo
de tanta tanta estanca remetáfora de la náusea
y de la revirgísima inocencia
y de los instintitos perversitos
y de las ideítas reputitas
y de las ideonas reputonas
y de los reflujos y resacas circunstancias desde qué mares padres
y lunares mareas de resonancias huecas
y madres playas cálidas y contrasentidos de lo instintivo o sensitivo tibio
o remeditativo o remetafísico y reartístico típico
y de los intimísimos remimos y recaricias de la lengua
y de sus regastados páramos vocablos y econjugaciones y recópulas
y sus remuertas reglas y necrópolis de reputrefactas palabras
simplemente cansado del cansancio
del harto tenso extenso entrenamiento el engusanamiento
y el silencio.
Oliverio Girondo.

sábado, 11 de abril de 2009

Al gran Pueblo argentino Salud.


Asisto tristemente al espectáculo patético de un país en ruinas democráticas. Hace varios días que reflexión tras reflexión destacamos la vuelta de la democracia hace ya 26 años, todo esto no por un serio debate político o ganas de profundizar ideas, sino por un circo mediático montado por la muerte del Dr. Raúl R. Alfonsín.

Sin embargo y paralelamente, andanadas del peor pasado de gobiernos latinoamericanos desfilan pavoneándose triunfantes ante la indiferente mirada de un pueblo que no quiere ver nada y que estoy segura, sostendrá este sistema votando como corderos. O peor, votando como serviles.

Comenzaré por lo que conozco de cerca y veo a diario. En la misma semana asistí por primera vez a una Asamblea Plenaria sindical (de docentes, ya conocen mi profesión) y a una nueva escuela. En la Asamblea pude comprobar el patetismo antidemocrático sostenido por docentes que tendrían que mantener el diálogo y el debate entre pares como bandera educativa y espejo de lo que una sociedad debe aprender en materia política. No hay lugar para el debate y peor aún, ante votaciones que no estaban a favor de la postura oficial el dictamen de la lucida figura que recontaba votos fue 237 votos enemigos. ¿¡Enemigos?!. Más aún, y esto lo subrayo para no quedar encasillada en infantiles posturas de absurdos defensores del “proletariado” que no son tales; en otra votación, pasaban contando los votos y una persona que yo acompañaba votó a favor del oficialismo a lo que uno de la oposición grito:” -Ese no, ese voto es nuestro”. A la insistencia de mi compañero de votar por lo que en ese momento creía, la desaprobación pública e intolerante se vio manifiesta. Nosotros, los docentes, los que somos algo más que “trabajadores de la tiza” que trabajamos con almas y destinos que mostramos y debemos mostrar opciones y posibilidades, que tenemos que promover el diálogo. Nosotros somos los primeros en señalarnos unos a otros como en los peores períodos de nuestra historia. Sin tomar en cuenta y aquí también quiero destacarlo, somos los primeros en presentar cuanto artículo tengamos, licencia trucha y la mar en coche para defender los logros que el pueblo obtuvo en tantos años de lucha contra el autoritarismo.

No quiero dejar sin contarles lo de la escuela nueva. Cita en un antiguo edificio, construido en la era peronista para el Ministerio de Salud, el verdadero destino era guardar medicamentos pero fue, primero abandonada por el odio de “revoluciones con bandera libertadoras” y luego usada en el peor momento de nuestra historia. Allí y en las mismas condiciones de abandono, funciona esta escuela. Cuando llego, entro a un aula, en dónde una mujer estaba gritando desaforadamente a unos alumnos que la miraban con el mismo interés que los adolescentes suelen mostrar por lo que reciben de sus adultos, es decir, ninguno. Sin siquiera saludarme ni presentarme esta mujer intenta retirarse, cuando la detengo para preguntarle a quien le entregaba una planificación que llevaba. Me mira, asombrada y me pregunta:- ¿no le dijeron como es esto aquí? Sepa que es un desastre. Le dije que era mi primer día, que no conocía a nadie, tomó indiferente mi planificación y se retiró. Dos minutos después me informan que era la directora. No quiero referir el estado general de la escuela en materia de higiene ni tan solo me gustaría explicar que un recreo que duraba 10 minutos se prolongó in eternum porque nadie toco el timbre para el regreso.

-¿Soy parte de esto? Sí, evidentemente lo soy porque trabajo a diario y, termino indiferente haciendo lo que puedo, en una clara manifestación de mi complicidad no por opción sino por omisión.

Enmarcó esta semana la bellísima noticia de que el Gobernador de la Provincia encabezaría la lista a diputados provinciales y los intendentes la de concejales. Por supuesto no para asumir en estos puestos sino para arrastrar votos, ser electos y renunciar. Siento que estos ya impresentables personajes cubren a otros más impresentables aún. Y siento que ya el buscar el poder por el poder mismo se ejerce sin pudor y sin máscaras. Ya no creo que se pueda hablar del deterioro de las instituciones sino que ya asistimos a la muerte de las mismas. A la ostentación del descaro. A la impúdica muestra de que ya no se considera a nadie ciudadano sino emisor de votos al que se compra no con ideas sino con marketing. Se vende igual una licuadora que un candidato.

Como en el tema sindical no quiero dejar de lado la oposición. ¿Oposición? ¿La hay? El descaro radical de usar un muerto para intentar la resurrección ni se si es hijo de la candidez o de un prolongar las “Felices Pascuas, la casa está en orden”. No lo estuvo entonces y no lo está ahora aunque le levanten la “sanción ética” a Cobos. La izquierda sigue dividida y delirante y el peronismo multiplicando fascistas.

Todo esto rociado de repelente para evitar el Dengue. Les solicitaría a mis lectores extranjeros que nos informen de alguna enfermedad medieval que se contente con el abandono de personas en la miseria y la ignorancia para residir tranquila y multiplicarse. Prometemos como argentinos construir un muro que tape la vergüenza de tenerlos y evitar que nos roben a los que solo robamos con guante blanco.

Con profunda tristeza pero queriendo trabajar por una conciencia política y democrática distinta brindo en estas Pascuas “al Gran Pueblo argentino ¡Salud!”.

La Negra

jueves, 9 de abril de 2009

Distancias.


Mis penas andan de fantasmas.

Los remansos que provoca el tiempo

sólo dan respiro a bocanadas.





Mis penas son esos colores

que todo lo oscurecen,

lo mezcles o lo separes,

lo tomes o lo tragues.







En el mediodía de la vida

puede que anochezca,

por nube o por eclipse

pero,oscurece color pena.





La mirada pesa y busca reposo

en el suelo compañero,

en un rincón sin razón.






Y hay llamados que abastecen

de lágrimas y desencuentros.

Y hay no llamados que impiden

ver colores donde si hay flores.





Al cielo se lo conoce

por cuánto los extraño,

a los vivos y a los que están más vivos.

Extraño a todos.






Para que mis amaneceres sean distintos

no pienso,

para que mis noches puedan ser

me callo.

Para que no empiece a ganar mi ausencia

entonces hablo, hacia mí,

enfrentando a un ser

color pena.






Así mi presente duele

lo que tiene que doler

y deja tras de sí

una estela del mismo color.





Yo, que en algún lugar

tengo alegría y no sé dónde alego,

por obligación,que vivir debe ser mejor.

miércoles, 8 de abril de 2009

En cuerpo y alma.


Aquí
Parado mi ser ante el tuyo.
En pleno ejercicio de mi libertad.
Consiente de mis posibilidades
Y asumiendo mis limitaciones.
Anhelante de horizontes
De trabajo y búsquedas,
De luces y sombras,
Formas y abstracciones.
Declaro:
Mi total y absoluta negativa
A comprometerme contigo.
Niego mi firma:
A todo papel confirmatorio
De espurias asociaciones
Que desconocen el fuego desatado y feroz
De nuestros cuerpos enlazados
Entre sábanas y pieles sudorosas,
Manos y lenguas sedientas,
Besos y palabras errantes.
No admito:
Juramentos de eternidad
Que fosilicen este escalofrío
Hijo de la menor posibilidad
Que nace de pensar
Que podemos perdernos
Si dejamos de mirarnos.
Renuncio:
A la seguridad y a la calma,
Y me entrego con vos
Para juntos vivir todas las pasiones.
Incluso aquellas duras y humillantes,
Posesivas, ciegas, atroces,
Excesivas, desmedidas, lacerantes,
Infamantes, graves e injustas.
Todas aquellas que brotan del miedo,
Del ego desmedido,
Del querer poseernos en exclusividad.
Como creyendo que esa absurda seguridad
Nos salve de la eterna inseguridad
De estar sometidos al tiempo
Y al azar que condena
A ser peregrinos de la oscuridad.
Vital y urgentemente aseguro
Que vital y urgentemente te necesito;
Para desplegarme y crecer
En un mundo visto y creado por tus ojos
Por tu deseo, por tu voluntad.
Aquel habitado por la música
Del infinito ser que juntos buscamos
Que uno y es todos.
Que es tu amado pueblo
Y mi infinito desarraigo.
Si existiese un cielo
Y nos albergara un paraíso,
Juro buscarte para volver a jurarte
Mi no compromiso rubricado
Para comprometerme en alma
Con vos eternamente.



La Negra

martes, 7 de abril de 2009

Amor...Amor...nada más que Amor...



7
¡Todo era amor... amor! No había nada más que amor. En todas partes se encontraba amor. No se podía hablar más que de amor.




Amor pasado por agua, a la vainilla, amor al portador, amor a plazos. Amor analizable, analizado. Amor ultramarino. Amor ecuestre.




Amor de cartón piedra, amor con leche... lleno de prevenciones, de preventivos; lleno de cortocircuitos, de cortapisas.




Amor con una gran M, con una M mayúscula, chorreado de merengue, cubierto de flores blancas...




Amor espermatozoico, esperantista. Amor desinfectado, amor untuoso...




Amor con sus accesorios, con sus repuestos; con sus faltas de puntualidad, de ortografía; con sus interrupciones cardíacas y telefónicas.




Amor que incendia el corazón de los orangutanes, de los bomberos. Amor que exalta el canto de las ranas bajo las ramas, que arranca los botones de los botines, que se alimenta de encelo y de ensalada.




Amor impostergable y amor impuesto. Amor, incandescente —y amor incauto.




Amor indeformable. Amor desnudo. Amor-amor que es, simplemente, amor.




Amor y amor... ¡y nada más que amor!




Oliverio Girondo

jueves, 2 de abril de 2009

Despabílate amor.


Bonjour buon giorno guten morgen
despabílate amor y toma nota
sólo en el tercer mundo
mueren cuarenta mil niños por día
en el plácido cielo despejado
flotan los bombarderos y losbuitres
cuatro millones tienen sida
la codicia depila la amazonia
buenos días good morning
despabílate
en los ordenadores de la abuela
onu
no caben más cadáveres deruandalos
fundamentalistas degüellan a
extranjeros
predica el papa contra los
condones
havelange estrangula a maradona
bonjour monsieur le maireforza italia
buon giornoguten morgen
ernst jungeropus dei buenos días
good morning hiroshima
despabílate amor
que el horror amanece
Mario Benedetti

miércoles, 1 de abril de 2009

La muerte de Alfonsín.


A pesar de no ser radical y de haber padecido los finales de su gobierno, la muerte de Raúl Alfonsín me entristeció. Con él se va toda una época inocente. Mi adolescencia comienza con la democracia y no me puedo olvidar de aquellos días de campaña, la primera que veía en mi vida. de discusiones políticas. De preparar la escuela para la votación. De retornos. De largas colas temprano para votar. Patria Potestad compartida. Divorcio. Paz con Chile. Del juicio y el Nunca Más...Vuelta de la democracia! soñábamos justicia e igualdad.
Después...paros, Felices Pascuas, Obediencia Debida...saqueos, hiperinflación...la democracia había vuelto pero con deudas...muchas...demasiadas...
Terminó 6 meses antes es verdad. El país estaba en llamas, también lo es...pero no es menos cierto que fue fagocitado por la hiperinflación y por el peronismo que puesto a la espera del poder y de frente es un camión imparable...
Errores...muchos. El grave y final el Pacto de Olivos...
Sin embargo, no puedo dejar de destacar su honestidad y a fuerza de justicia hay que reconocer que no se tuvo que esconder detrás de una banca para no ir preso por robar.
No somos santos, ninguno de nosotros.
Con él, en mi caso, se va la inocencia adolescente de pensar en el poder de la democracia.
Hoy se que la democracia es solo una forma de gobernar...pero la vida es más compleja.
Don Raúl: descanse en paz.

domingo, 29 de marzo de 2009

No estamos deprimidos...estamos distraído....

Estos son extractos del audiolibro de Facundo Cabral, "No estás deprimido, estás distraído". Se los recomiendo, pueden bajarlo con una muy buena calidad de audio del Ares.



No estás deprimido, estás distraído. Por Facundo Cabral











No estás deprimido, estás distraído. Distraído de la vida que te puebla, distraído de la vida que te rodea delfines, bosques, mares, montañas, ríos. No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano, cuando en el mundo hay 5,600 millones. Además, no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer y gracias a la soledad me conozco...... algo fundamental para vivir.
No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los 90, sólo por citar dos casos conocidos.
No estás deprimido, estás distraído. Por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un solo pelo de tu cabeza, por lo tanto no puedes ser dueño de nada. Además, la vida no te quita cosas: te libera de cosas... te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que llamas problemas, son lecciones. No perdiste a nadie: el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.
Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Miguel Ángel, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas y nos aleja, porque nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible y sin esfuerzo, porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida.
Dios te puso un ser humano a cargo y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz. Después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios y decide ahora mismo ser feliz, porque la felicidad es una adquisición. Además, la felicidad no es un derecho, sino un deber; porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio.
Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó matar a seis millones de hermanos judíos. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el Pisco peruano, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, la música de Mahler, Mozart, Chopin, Beethoven; las pinturas de Caravaggio, Rembrandt, Velázquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.
Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas: si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto (tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas)...y si le ganas, serás más humilde, más agradecido... por lo tanto, fácilmente feliz, libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.
No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos y los jóvenes: te ayudarán cuando lo seas. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medida. Ama hasta convertirte en lo amado; más aún, hasta convertirte en el mismísimo Amor.
Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas. El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan a la vida. Vale la pena, ¿verdad?.
Si Dios tuviera un refrigerador, tendría tu foto pegada en él.
Si El tuviera una cartera, tu foto estaría dentro de ella.
El te manda flores cada primavera.
El te manda un amanecer cada mañana.
Cada vez que tú quieres hablar, El te escucha.
El puede vivir en cualquier parte del universo, pero El escogió Tu corazón.
Enfréntalo, amigo -El está loco por ti!.
Dios no te prometió días sin dolor, risa sin tristeza, sol sin lluvia, pero El si prometió fuerzas para cada día, consuelo para las lágrimas, y luz para el camino.
"Cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y un razones por las cuales sonreír".
Está permitido que caigas, pero no que te quedes en el suelo.
Los que preguntan avanzan, los que no preguntan se quedan. Es decir, se mueren porque la vida es movimiento. Todo se recrea a cada instante por eso hay que estar atento.
Aceptar la realidad nos hace libres. No te engañes entonces nadie te engañará.
No idolatres a nadie ni a nada porque tener una idolatria es perder la independencia. Esto es conflicto, enfermedad segura.
El gran paso es ir de la egolatria que te compromete a la libertad interior. Entonces se alcanza la paz, se vive todo en plenitud.
La verdadera fe comienza trabajando en uno mismo para creer en uno mismo. Y cuando uno esta bien plantado en uno mismo se anima a ver todo.
No le bastan las buenas intenciones al universo que es como es y no comonos gustaría que sea.
Aceptar la realidad es estar a salvo de los engaños. entonces la verdad nos hace vivir plenamente.
No te engañes entonces nadie te engañará-
Se firme como Buda, Jesús, Spinoza, firme pero habierto al mundo. Atento a las propuestas de la vida
Nunca te arrepentiras de haberte animado pero nunca te perdonarás no haberlo hecho.
Nada perderás porque ningún pelo es obra tuyo.
A nadie le debes nada si no haces mal a nadie.
A nadie debes dar explicaciones. Por eso no debes agotarte en las vanas tareas de gustar.
Solo debes estar convencido.
Si vives por la mitad verás la mitad de tu vida.
por ultimo....

SI TIENES MIEDO NO CONOCERAS AL AMOR QUE ES VALENTÍA.

sábado, 28 de marzo de 2009

Recuerdos de cuando eramos eternos...



Qué andarás haciendo ahora,

hecha una madeja en el sillón,

dibujando constelaciones en los huecos

de los cuadros que aún faltan por colgar.







Qué andarás haciendo ahora,

apagando las luces del salón,

probándote quizá un vestido nuevo,

planeando una huida, ver el mar.







Y yo afilando lunas,

perdido en el hotel,

encontrando tus caricias en el neceser.

Y yo buscándote

en el espejo azul del baño,

en la ropa cansada del armario.







Qué andarás haciendo ahora,

cansada viendo la televisión,

guardando mi paz y mis retratos,

la costumbre de dormir al lado izquierdo.







Qué andarás haciendo ahora,

maldiciendo la luz, el primer sol,

hermosa con los párpados hinchados,

regando las plantas, todos los recuerdos.







Y yo retirando hojas secas de la cama,

soñándome contigo bajo el agua.

Y yo recordando que olvidé tender la ropa,

preguntándome qué andarás haciendo ahora.




Ismael Serrano

martes, 24 de marzo de 2009

Cortázar, la Maga, el Amor y las rayuelas.

Leyendo vivo. Leyendo rememoro. Leyendo me acuerdo de vos. Leyendo trazo analogías. Leyendo a Cortázar hoy soy la Maga y vos hablás de mí.


"¿Encontraría a la Maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti, y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts, a veces andando de un lado a otro, a veces detenida en el pretil de hierro, inclinada sobre el agua. Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual de nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentrífico.(...)
(...) Y mirá que apenas nos conocíamos y ya la vida urdía lo necesario para desencontrarnos minusiosamente. Como no sabías disimular me di cuenta en seguida que para verte como yo quería era necesario empezar a cerrar los ojos, y entonces primero cosas como estrellas amarillas (moviéndose en una jalea de terciopelo, luego saltos rojos del humor y de las horas, ingreso paulatino en un mundo-Maga que era la torpeza y la confusión pero también los helechos con la firma de la araña de Klee, el circo Miró, los espejos de ceniza Vieira da Silva, un mundo dónde te movías como un caballo de ajedrez que se moviera como una torre que se moviera como un alfil.(...)
(...) En esos días del cincuenta y tantos empecé a sentirme como acorralado entre la Maga y una noción diferente de lo que hubiera que tenido que ocurrir. Era idiota sublevarse contra el mundo Maga y el mundo Rocamadour, cuando todo me decía que apenas recobrara la independencia dejaría de sentirme libre. Hipócrita como pocos, me molestaba un espionaje a la altura de mi piel, de mis piernas, de mi manera de gozar con la Maga, de mis tentativas de papagayo en la jaula leyendo a Kierkegaard a través de los barrotes, y creo que por sobre todo me molestaba que la Maga no tuviera conciencia de ser mis testigo y que al contrario estuviera convencida de mi soberanía autárquica; pero no lo que verdaderamente me exasperaba era saber que nunca volvería a estar tan cerca de la libertad como en esos días en que me sentía acorralado por el mundo Maga...(...)
"Rayuela"
Julio Cortázar

domingo, 15 de marzo de 2009

Ecos desde Bolivia.


La madrugada vacia.....
una luz que tímida intenta quebrar
lo oscuro que es como la muerte,
un poema tuyo
triste como son los poemas tuyos
vacían más el claro oscuro entre la noche y el día.
Tus recuerdos son todos memorables,
memorables en el tiempo,
perdurables en las distancias.
En tu madrugada de arrabal con nostalgia de pampa
el sol compartido
te lleva un canto,
la evocación de un antojo irresistible
de amarte hasta el borde de la vida...
para prolongar la noche en que mis sueños te crean.
Soy para ti un rumor, un clamor
el sonar de una muy lejana campana
que marca el tiempo de la vida, de la ausencia
y el infinito antojo de que puebles mis sueños
y mis días.

Para Sandra, Ignacio en visperas del otoño del 2009
Como antes, como hoy, como siempre...gracias.

sábado, 14 de marzo de 2009

Voces que resuenan.


La voz de cada uno de ellos
Sigue sonando.
Las horas forman fila,
Parteras infernales
Que los trae a cada uno,
Todos juntos,
Superpuestos,
A la vez.
No me dejan sepultar
Ninguna marca.
Todas están expuestas
Como prendas
En indiferentes escaparates.
Paseo entre ellas,
Las miro, las toco,
Las lamo tratando de volver
A sentir su acre sabor.
Cada lágrima vuelve a brotar.
También cada sonrisa.
Todo el placer.
Pero el recuerdo de una alegría pasada
Hoy es dolor.
Gozos perdidos
Que se escapan
Como arena entre los dedos.
¿Alguno me recordará?
Yo los sigo pensando
Y muy a mi pesar
Los salvo del olvido.
Solo se,
Que la voz de cada uno de ellos
Sigue sonando.
La mía enmudeció
Hace tiempo.
Ahora sólo canto su silencio.

La Negra